Revista DIECISIETE. Migración y refugio: los retos y oportunidades en un mundo en movimiento

· REVISTA ·
· VIDEO COMPLETO ·
· PODCAST ·
· SOBRE NÚMEROS ANTERIORES ·

El pasado miércoles, 23 de marzo, desde El Día Después colaboramos en el evento de presentación del sexto número de la Revista DIECISIETE, una publicación editada por el itdUPM y Acción contra el Hambre, y que, en este monográfico, aborda las oportunidades y retos de la gobernanza mundial del fenómeno migratorio.

En este número 6, en el que también participaron ACNUR (la Agencia de la ONU para los Refugiados) y OIM (la Agencia de la ONU para las Migraciones), han colaborado más de quince expertos, investigadores e investigadoras, que ofrecen una perspectiva profunda y global sobre el fenómeno de las migraciones, los refugiados y desplazados.

Al comienzo de la conversación, Cristina Monge, moderadora del acto y miembro de El Día Después, señaló: “La guerra de Ucrania nos ha hecho entrar en un paradigma en el que los Estados son protagonistas exclusivos. En este paradigma la migración suele ser vista explícita o implícitamente en clave de problema y muy pocas veces en clave de oportunidad. Por eso es acertado el título de esta revista. Este número 6 de la Revista DIECISIETE nos permite volver a poner en valor el movimiento de las personas en el mundo como oportunidad”.

Insistió en esa idea también Olivier Longué, director general de Acción contra el Hambre, al señalar que “aunque sabemos que el conflicto va a ir a peor en clave de desplazamiento de personas, también creemos que tenemos que aprovechar esta crisis para adecuar el marco normativo a la situación que se nos viene encima, y hacerlo pensando en todas las personas desplazadas de forma forzosa que, a día de hoy, son más de 84 millones en el mundo”.

Sophie Muller, representante de ACNUR en España, defendió que “nunca como ahora está vigente la Convención de 1951 sobre el Estatuto de Refugiados. Un refugiado no puede ser devuelto a su país de origen porque corre riesgos para su vida, para su familia y para sus derechos humanos, y ese es el punto fundamental de la protección internacional». También destacó que hay diversos motivos para la esperanza: hoy en día contamos con un Pacto Mundial sobre Refugiados, que se firmó en Nueva York en 2018, y que en el foro mundial sobre refugiados de 2019 recogió los compromisos de actores tan diversos como las empresas privadas, la sociedad civil, la academia, etc. para encontrar soluciones para la situación de estas personas. “El Pacto”, dijo, “es un motivo para la esperanza porque solo con el trabajo en red y con todos los actores (ámbito académico, económico, sociedad civil, ONGs) se pueden encontrar nuevos recursos y soluciones al desplazamiento forzoso de tantas personas”. Además, “el conflicto de Ucrania” destacó, “aun siendo un momento muy duro, está siendo un ámbito para muchas innovaciones en la Unión Europea en materia de refugio”.

Los movimientos de población, una riqueza si se gestionan bien

Los editores de este nuevo número, Manuel Sánchez-Montero, director de Incidencia de Acción contra el Hambre, y Gemma Pinyol, directora de Políticas Migratorias y Diversidad en Instrategies, destacaron que una de las ideas principales que transmite este número de la Revista DIECISIETE es que, dependiendo de la forma en que se gestione el flujo de personas por una sociedad, éste puede ser un elemento de crecimiento, estabilidad y riqueza de todo tipo o un elemento de desigualdades, tensiones y confrontación.

“Los movimientos de población han supuesto históricamente un regalo para las sociedades que las han acogido cuando se han gestionado de la forma adecuada. Migrantes y refugiados han supuesto un capital esencial para el desarrollo económico, la viabilidad demográfica o la estabilidad tanto en las sociedades de salida como las de acogida”, afirmó Manuel Sánchez-Montero, director de Incidencia en Acción contra el Hambre, durante la presentación.

Los movimientos de población han supuesto históricamente un regalo para las sociedades que las han acogido cuando se han gestionado de la forma adecuada

Manuel Sánchez-Montero

Cambiar narrativas y ver los movimientos de personas como una oportunidad. ¿Cómo hacerlo? ¿De dónde partimos?

Con esta pregunta arrancó la conversación de la mesa redonda que tuvo lugar a continuación, y en la que participaron algunos de los autores del número: Javier de Lucas, catedrático de Filosofía del Derecho del Instituto de Derechos humanos de la Universidad de Valencia y senador por Valencia en la XIV legislatura; Ruth Ferrero-Turrión, profesora de Ciencia Política en la Universidad Complutense de Madrid; Lorenzo Cachón, sociólogo y catedrático jubilado de la Universidad Complutense de Madrid; Sònia Parella, miembro de CER-Migracions, de la Universidad Autónoma de Barcelona; Dirk Bornschein, investigador de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales, y Estrella Galán, directora general de la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR).

“Con la aprobación de la directiva de protección temporal, que nunca antes se había implementado en la Unión Europea, la crisis humanitaria y de refugio que estamos viviendo en las fronteras orientales de la UE abre la oportunidad de avanzar en la constitución de una política real en materia de refugio. También es una ventana de oportunidad para que los socios de la frontera oriental no se den cuenta de toda la presión que hemos sufrido los países del Sur, y quizás valoren la necesidad de la solidaridad entre los distintos territorios de la Unión Europea, dado que las crisis pueden venir por cualquier frontera”, defendió Ruth Ferrero-Turrión.

Por su parte, Javier de Lucas sostuvo que “para combatir la narrativa tóxica es necesario un trabajo continuo de confrontar falsedades a base de hechos, como el que hacen en Maldita migración, además de exigir a los medios de comunicación un discurso más fiel a los hechos y menos a las directrices ideológicas”.

La crisis humanitaria y de refugio que estamos viviendo en las fronteras orientales de la UE abre la oportunidad de avanzar en la constitución de una política real en materia de refugio

Ruth Ferrero-Turrión

Lorenzo Cachón añadió que “hay razones para el pesimismo pero también las hay para el optimismo, dado que esta es una oportunidad para hacer reflexionar a los políticos y a las instituciones sobre la contradicción que supone el tratar de una forma a los ucranianos y no de igual modo a otros migrantes. Se trata de una contradicción de los principios básicos de la Unión Europea”, afirmó. Como motivo de esperanza, señaló que hoy en día contamos con un Pacto Mundial sobre las Migraciones, y que sienta las bases de un contrato social internacional sobre el tema migratorio. “El Gobierno español ha firmado el Pacto, pero no lo está cumpliendo, es un buen punto de partida”. 

Sònia Parella, de CER-Migracions, defendió que la situación de la guerra en Ucrania, si se vincula al enfoque de derechos humanos y de seguridad humana, puede ser una oportunidad para diluir las diferencias entre la figura del migrante económico y el refugiado. “La realidad social de las personas hace que esa distinción no tenga sentido. La migración forzada puede ser un concepto paraguas recoge motivaciones múltiples para migrar: razones económicas, climáticas, etc. Diferenciar entre migración y asilo, y entre distintas motivaciones, tiene cada vez menos sentido”.

Contamos con un Pacto Mundial sobre las Migraciones, y que sienta las bases de un contrato social internacional sobre el tema migratorio

Lorenzo Cachón

Estrella Galán insistió en la idea de que la aprobación de la directiva de protección temporal es una oportunidad: “Venimos de un proceso en el que las políticas migratorias han estado basadas exclusivamente en el control fronterizo y en el impedimento de la movilidad humana». La directiva de protección – reconoció- abre un nuevo escenario de oportunidad, pero también es cierto que «en función de cómo se desarrolle esta diáspora de Ucrania y cómo se gestione la inclusión en los países europeos, se van a generar ciertos impactos en las decisiones que tendrá que tomar la Comisión en el corto plazo para el nuevo pacto de migración, y que, hasta ahora, tiene un enfoque muy securitario y que se aleja del Pacto de Migraciones de Naciones Unidas”, dijo. “O se empiezan a hacer narrativas valientes, proactivas y no reactivas (a grupos racistas y xenófobas), sin miedo a resultados electorales, o habremos perdido de nuevo la partida”. 

Dirk Bornschein, quien participaba desde Guatemala, ofreció una mirada global a la conversación, afirmando que “el problema está en el nivel de la política económica y de la arquitectura política global. Estamos tratando de manejar tensiones en los sistemas políticos y tenemos que hacer reformas en la cooperación internacional. Todo ello debe ser tenido en cuenta si queremos abordar de forma holística la movilidad humana”.

Pregunta del público: ¿Cómo afectará el auge de los partidos de ultraderecha en varios países europeos en la creación de una nueva narrativa o diálogo sobre las migraciones y la creación de una política migratoria efectiva, solidaria y no selectiva en la Unión Europea?

Ante esta cuestión, Lorenzo Cachón recordó que en Europa la directiva de retorno (2018) dio lugar a un deslizamiento en el que muchos partidos de derecha y algunos progresistas empezaron a tomar elementos de los discursos de la extrema derecha, con resultados nefastos para la política europea. Sin embargo, la situación actual, con la activación de la directiva de protección debería ser una oportunidad de cambio en otra dirección. Pero “hacer de esto una oportunidad para abandonar ese deslizamiento es un ejercicio de voluntad”, destacó. “Tantas cosas han cambiado en la arquitectura europea en los últimos años que este puede ser un momento más para que cambie también la dirección de las políticas de migración”.

Ruth Ferrero, por su parte, fue clara: “Creo que la intención de voto a la derecha radical va a subir en muchos sitios salvo que haya una redistribución de recursos, y se dé una respuesta a las necesidades especialmente de los colectivos más vulnerables”.

Pregunta del público: ¿Estamos en un momento en el que puede salir adelante en España la Iniciativa Legislativa Popular para una nueva regularización de migrantes? 

Javier de Lucas, senador en la actual legislatura, señaló: “No veo en el congreso un acuerdo suficiente para acoger esta iniciativa. Me gustaría equivocarme”. También defendió que hay que seguir intentándolo, y que otra posibilidad sería que las presiones ciudadanas llevaran a tomar una iniciativa ministerial.

Lorenzo Cachón coincidió en que “es casi imposible” por la falta de apoyos suficientes en el Congreso de los Diputados, pero también afirmó que “conviene recordar otros datos y experiencias, como que por ejemplo, por medio del arraigo (en sus distintas acepciones) desde el año 2006 se han regularizado 600.000 personas en España”. Por tanto, no toda la política migratoria es un fracaso, y se han encontrado maneras de personalizar las soluciones para personas en situación de irregularidad, aunque no haya sido por medio de una regularización extraordinaria y masiva. 

Retos y oportunidades 
Es mucho más rentable invertir en políticas de integración y desarrollo no vinculadas al control de fronteras que en políticas de seguridad

Estrella Galán

Preguntados acerca de los retos y oportunidades de la situación actual para avanzar en las políticas migratorias, los invitados a la mesa redonda señalaron cuestiones distintas, como poner en valor la parte positiva de las políticas migratorias que ya están en marcha (y no limitarse a los mensajes desvalorizadores); ser garantistas y cumplir con los compromisos internacionales ya adquiridos por parte del Gobierno; tener una mirada de largo alcance en la cooperación internacional en países con migración forzada; o aplicar más la perspectiva de género al fenómeno migratorio. 

Un reto -que es a la vez una oportunidad- destacó especialmente como eje transversal: naturalizar las migraciones y asumir que la movilidad humana es un fenómeno inevitable. Y demostrar, por lo tanto, que es mucho más rentable invertir en políticas de integración y desarrollo no vinculadas al control de fronteras que en políticas de seguridad.

La Revista DIECISIETE, un espacio de análisis y debate

La Revista DIECISIETE es una iniciativa de Acción contra el Hambre y la Universidad Politécnica de Madrid, que nace con la vocación de convertirse en un instrumento al servicio de los investigadores comprometidos con la Agenda 2030 y analizar los profundos cambios que nuestra sociedad afronta, a través del análisis y la investigación; el debate crítico y constructivo y la información transformadora por medio de la incidencia y la comunicación.

Como señaló Carlos Mataix, director del itdUPM, en la apertura del evento, “cada número de la revista pretende abordar una cuestión compleja de la Agenda 2030 y favorecer el diálogo entre disciplinas, más necesario que nunca ante problemas indisciplinados de una realidad compleja. Hasta ahora se han tratado de poner en manos de un público muy amplio temáticas como la renta básica universal, los grandes desafíos de la salud, la revolución digital o una cuestión tan oportuna y dramática al mismo tiempo, como es la población en movimiento. Esperamos, con este número, poder aportar una visión seria y constructiva, más necesaria que nunca”.

Vídeo completo
La conversación en Twitter
Write a comment